La recuperación de las membranas de ósmosis inversa que han llegado al final de su vida útil en las plantas desalinizadoras, por lo general entre 5 y 10 años, es el principal objetivo de este proyecto, convirtiendo lo que es hoy considerado un residuo costoso que se envía a vertedero, en un valioso producto para su reutilización

REMEMBRANE propone una planta de demostración en el que diversos tratamientos mecánicos y químicos se desarrollan con el fin de recuperar estas membranas de modo que son reutilizables en el proceso de desalación misma o en otras aplicaciones que requieren una especificación de calidad del agua más baja, pero siempre en la tecnología de ósmosis inversa (es decir, tratamiento terciario de las aguas residuales para el riego y reutilización de agua industrial con los requisitos de baja salinidad, etc …)

REMEMBRANE propone una tecnología ecológica e innovadora que tiene como objetivo mejorar la eficacia de la recuperación de membranas para el mismo uso o alguna otra aplicación evitando la eliminación en vertederos y el alargamiento de su vida útil.

Los objetivos principales de este proyecto son:

1) Innovación Tecnológica. Una planta piloto está prevista para tratar cualquier tipo de membrana de ósmosis inversa al final de su vida útil. El prototipo tendrá tres módulos principales: En primer lugar, una instalación de prueba, donde el estado real de las membranas se diagnosticará. Después, los diferentes tratamientos se realizan en función de la membrana y el tipo de suciedad. Una vez limpia la unidad final pondrá a prueba la estabilidad de las membranas con aguas reales de proceso. Está previsto que, esta unidad, sea portátil por lo que membranas recuperadas pueden ser probadas en el sitio sin necesidad de interrumpir la gestión diaria.

2) Valorizar un residuo. Una demanda creciente en la desalinización del agua significa que más membranas se instalan, lo que conduce a un mayor número de membranas desgastadas cada año. Estas membranas utilizadas actualmente se envían a vertedero. REMEMBRANE ofrece la posibilidad de aumentar la vida útil de estas membranas mediante diferentes tratamientos y volver a utilizar estas membranas en diversas aplicaciones.

3) Disminución del vertido a vertederos y de recursos. Membranas de ósmosis inversa se van a recuperar y volver a usar para otras aplicaciones después de la aplicación de nuestra tecnología, evitando que se envíen a vertedero por largo tiempo. Como objetivo complementario, una menor producción de nuevas membranas es necesario ya que las membranas recuperadas pueden cumplir varios propósitos, por lo que, menos cantidad de membranas se producen, se gastan y se envían a vertedero, reduciendo los recursos que supone la fabricación de las membranas y su transporte.

4) Mejorar la viabilidad de agua regenerada. Políticas ambientales y legislación recomiendan la reutilización del agua, pero el coste del agua regenerada sigue siendo un obstáculo.
La tecnología propuesta en REMEMBRANE tiene como objetivo lograr un bajo precio de la membrana recuperada lo cual reduce la inversión y también los costes de operación, lo que permite un mayor uso de OI produciendo, también, un aumento de la calidad de los tratamientos físico-químicos convencionales.

5) La difusión de esta nueva tecnología es considerada como uno de los objetivos más importantes del proyecto con el fin de facilitar la aplicación de las políticas europeas de medio ambiente de la Comunidad, haciendo especial hincapié en la aplicación a nivel local y regional, lo que permite la reutilización de agua regenerada y la reducción de los impactos ambientales en los países mediterráneos.

Conclusiones

  • Las membranas son más resistentes que lo que los proveedores puedan decir. Es posible trabajar con una membrana que ha sido mal conservada después de su uso y hacer la limpieza química frecuentemente sin degradar la capa activa. Por lo tanto, las membranas pueden soportar “malas” condiciones de almacenamiento (ambiente seco y altas temperaturas).
  • No es fácil oxidar una membrana de ósmosis inversa con cloro. Por lo tanto, es posible obtener membranas modificadas. Las recetas de limpieza con cloro son útiles para reutilizar membranas “no recuperables”

La estrategia de REMEMBRANE ha superado un problema ambiental relacionado con las membranas de ósmosis inversa consumidas. La tecnología propuesta es sostenible y sus beneficios se pueden resumir en:

  • La recuperación de un residuo: las membranas recuperadas pueden ser reutilizadas en aplicaciones de ósmosis inversa.
  • La reducción de residuos en vertederos: menos membranas van a ser enviadas a vertedero, ya que están siendo reutilizadas; aproximadamente 6.700 Tm / año menos tan sólo en España.
  • La reducción de la huella de carbono utilizando 226.000 membranas recuperadas en un año en España puede oscilar entre 5990 Tm de CO2 (peor caso) y 8815 Tm de CO2 (mejor de los casos).
  • La disminución de la producción de materias primas relacionadas con la fabricación de membranas: reutilizar membranas tiene un efecto directo sobre el número de nuevas membranas necesarias y su impacto ambiental.
  • Aumento del consumo de agua regenerado gracias a la reducción de costes debido al uso de membranas recuperadas por el proceso REMEMBRANE

 

Otros beneficios colaterales de la estrategia propuesta en REMEMBRANE con el objetivo de dar aplicabilidad, reproducibilidad y viabilidad económica en el mercado futuro son:

  • El uso de agua regenerada, p.ej para riego, será más barata con membranas recuperadas por lo que la aplicación de esta tecnología puede ser incentivada.
  • La sustitución de la membrana será más barata que con nuevos módulos, reduciendo así los costes de operación de 350 a 100 € / módulo.
  • La reducción de los costes de gestión de las membranas como un residuo, incluido su huella de carbono debida al transporte.
  • Dado que las membranas se vuelven más baratas, no sería necesaria la instalación de procesos intensivos de pretratamiento como la ultrafiltración o de operaciones físicoquímicas para protegerlos; por lo tanto, se reducirán los costes de instalación de las plantas de ósmosis inversa.
  • La aparición en el mercado de las membranas recuperadas con un precio muy bajo, puede provocar que los fabricantes de membranas de ósmosis inversa bajen sus precios.
  • Calidad garantizada para los interesados con menores costes de mantenimiento.
  • Aumento de la I+D de los proveedores de membrana para mejorar la calidad y resistencia de las nuevas membranas.
  • Mayores beneficios debido al ahorro de costes en las industrias que usan intensivamente agua de calidad alta (bebidas, frutas, etc ..).